• CENTRAL DE CITAS: Llámanos: (01) 2191100
  • Siguenos en

¿Por qué debo llevar a mi hijo a realizarse un chequeo pediátrico a pesar de la pandemia?

El chequeo pediátrico son revisiones médicas periódicas y regulares que deben realizarse a todos los niños desde su nacimiento hasta la adolescencia.

El carácter de estos chequeos es netamente preventivo y el objetivo es supervisar el crecimiento y desarrollo psicomotriz de cada niño. Es importante recordar que, en los primeros años de vida, los pequeños crecen de forma exponencial, adquieren diversas habilidades y todos sus órganos y sistemas van madurando. Si en algún momento existe alguna alteración de este proceso de crecimiento, solo puede ser detectado a través de estos chequeos preventivos.

La frecuencia del chequeo pediátrico varia con la edad del niño. Normalmente los niños tienen sus controles pediátricos de niños sanos con mayor frecuencia cuando son más jóvenes, y a medida que el niño crece, lo recomendable, es un chequeo pediátrico al año.

Es importante asegurarse de llevar a su niño a un chequeo pediátrico por una variedad de razones, incluyendo:

  • Permite a los padres asegurarse de que su hijo esté saludable, esté creciendo dentro de los percentiles adecuados y alcanzando los hitos de desarrollo.
     
  • Asegura que el niño esté al día con el calendario de vacunación.
     
  • Fomenta la relación entre padres y pediatra, lo cual permite a los padres hacer cualquier pregunta que tienen acerca del desarrollo e incluso del comportamiento del niño.

Hay que recordar que los Pediatras no están sólo para tratar enfermedades, sino para prevenirlas. Los pacientes deben saber que la medicina preventiva es mucho más barata que la curativa, siendo la única forma de erradicar potenciales patologías.  Es algo muy común que en las consultas pediátricas se detecten síntomas sutiles, que alertan que el desarrollo normal de un niño está siendo alterado o que se pueda diagnosticar algún problema o enfermedad, como por ejemplo la miopía o anemia, las cuales son bastante comunes en los niños y pueden afectar el rendimiento escolar del niño.

Incluso, si su hijo está saludable, los controles del niño sano son un buen momento para enfocarse en su bienestar.

 ¿Qué incluye el control pediátrico?

Cada control pediátrico incluye un examen físico completo. En este examen, el médico verifica el crecimiento y desarrollo del bebé o del niño con el fin de encontrar o prevenir problemas.

El pediatra registrará el peso, la estatura y otra información importante del niño. Asimismo, la audición, la visión y otros exámenes serán parte de algunas consultas o controles. Si el Cronograma de Vacunación de su hijo lo indica, el pediatra aplicará las vacunas que requiera.

A raíz de la pandemia, muchos padres han retrasado las visitas preventivas al pediatra lo cual probablemente implique un retraso en la vacunación.  Entendemos el temor al contagio y aunque sabemos que el distanciamiento físico es importante para mantener a su hijo sano, hay dos cosas que los pediatras sabemos con certeza:

1) Priorizar el chequeo preventivo es la mejor manera de evitar problemas de salud a futuro.

2) Los consultorios pediátricos son espacios seguros y limpios con adecuados protocolos de bioseguridad.

Recuerde que puede realizar el control de niño sano para su hijo en la Clínica San Judas Tadeo. Pensando en tu salud y tranquilidad, ahora contamos con una exclusiva y aislada área para el control de niño sano, ubicada en diagonal a la Clínica.
 

Dr. Carlos Bada
Médico pediatra y Gerente de Salud de la clínica San Judas Tadeo.
 

Reserve su cita llamando a nuestra central al: (01) 219-1100 o escríbenos a nuestro whatsapp al: 934620409, ingresa aquí: https://bit.ly/3pVC4yD

vista previa

Calle Manuel Raygada 170 San Miguel - Lima